Cuerpo templo





Hermanas hemos sido, yo soy y existo a través de ti, soy esa parte sabia y medicinal que se activa en ti a través de la sanación, cuando sanas en lo femenino, cuando profundizas en tu parte divina y terrena ya que me expreso a través del cuerpo. ¿Y que es el cuerpo si no una expresión del templo divino que eres?

El cuerpo es algo sagrado, a través de el puedes manifestarte en la materia y encarnar esa presencia divina en la tierra. La sanación del cuerpo nos lleva a la sanación de la tierra ya que somos parte de ella. Cuando tu intención es sanar tu cuerpo y puedes lograr honrar cada parte de él por como es, sin juzgarlo, sin pudores, sin miedo a expresarte a través de él, todo se ordena e inicia el proceso de sanación profunda en él.


Sanar todas las memorias que viven en él puede parecer difícil así que te propongo una sencilla forma para no abrumarte.

Simplemente dedica cada día un espacio de reencuentro entre tu y tu cuerpo, un espacio en el que vas a honrarlo y venerarlo por lo que es, el vehículo de manifestación que tiene tu alma para permanecer encarnada en la tierra. Un día puedes honrar tus pies, dedicarles un espacio de cuido y mimo, otro día pueden ser tus piernas, otro tus manos, dedica ese espacio para honrar, mimar, abrazar y sanar cada parte de tu cuerpo, incluso puedes hablar a cada parte y comunicarte con ellas. Este es el consejo que puedo darte con respecto a este tema que te abruma, ya que has estado durante mucho tiempo desconectada de él.

Tu cuerpo es tu templo y como templo necesita ser reverenciado, honrado y amado, abraza tu cuerpo y deja que fluya el amor hacia él.


Maria Magdalena

Canalización Rebecca Barros Álvarez

© 2018 by La Senda Rebeca Barros

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
Suscríbete a nuestra Newsletter para recibir todas las novedades