© 2018 by La Senda Rebeca Barros

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Rebeca Barros

Impatiens, semillas de paciencia...


"Aquellos que son rápidos de pensamiento y de acción y que desean que todo sea hecho sin vacilación y sin retraso. Los que en la enfermedad se sienten ansiosos por curarse rápidamente. Los que encuentran muy difícil ser pacientes con la gente lenta, pues lo consideran un error y una pérdida de tiempo, de forma que se empeñarán en hacer que esa gente sea más rápida en todos los aspectos. Con frecuencia prefieren pensar y trabajar solos, de modo que puedan hacer todo a su ritmo y su propia velocidad"

Los doce sanadores Edward Bach


Hoy os vengo a hablar de una flor muy especial para mí que aún hoy sigue mostrándome un sin fin de aprendizajes.

Al inicio del estudio de las esencias florales me pasó una cosa curiosa que os voy a contar intentando no extenderme demasiado...

Inicié mi formación en Terapia Floral en el año 2015, junto a Jordi Cañellas, un gran maestro y investigador de las esencias florales y su signatura (el lenguaje de la planta) mediante todas sus partes: raíces, tallo, hojas, flores y frutos. Cada parte nos habla de una parte de la persona y nos da información de como puede ayudar esa esencia a según que tipologia.

Después de iniciar mi formación me di cuenta que cuando iba al bosque la naturaleza me hablaba y de esa forma con cada paseo empecé a encontrar muchas de las flores de Bach, plantas y árboles, era como si una voz me llamará de repente....estoy aquí!

Mi ilusión con cada encuentro era tremenda y de esa forma la comunicación con cada ser se volvía mágico. Como siempre digo esto esta en nuestra naturaleza, solo tenemos que querer activarlo y empezar a escuchar. Y todo esto lo cuento porque con Impatiens aún no había tenido el placer de encontrarme, pregunté a Jordi, dónde iba él a elaborar esta esencia, ya que aún no había podido conocerla en persona, y este verano sentí claramente en una de mis meditaciones que tenía que ir en su búsqueda y elaborar la esencia.


Marchamos rumbo a Francia a buscarla, un viaje de ida y vuelta en el mismo día que valió la pena. Sabíamos más o menos la zona dónde estaría, sin saber el punto exacto, nos fuimos adentrando en busca del río, ya que ella crece en los márgenes de los ríos. Al bajar teníamos dos opciones, izquierda o derecha, en un principio fuimos hacia la derecha, aunque una voz interna me repetía izquierda, izquierda!! Es muy importante escuchar a esas voces... Paramos a descansar y a comer algo, yo estaba algo impaciente por encontrarla, algo me decía que estaba cerca y en ese momento la voz de Samuel mi compañero me dice: la tienes detrás. Y al girarme, allí estaba! El día estaba nublado y en ese momento un rayo de sol la iluminó por completo, fue un momento mágico y precioso, que esta grabado en mi sentir.


Impatiens Glandulifera


Tan bella y amorosa, sentí en ella tanta dulzura. Conecté con su deva y le pedí permiso para elaborar la esencia, no tenía claro poder hacerlo ya que a causa de las nubes el sol iba y venía. Me dijo que esa esencia no era para otros que era para mí, y así lo hice, la elaboré para beberla yo después del proceso, y me regaló semillas de paciencia para que de esa forma pudiera hacer ese trabajo con ella desde su semilla en mi hogar.







Impatiens Glandulifera

Esta tipología en defecto se manifiesta con, impaciencia, velocidad, impulso excesivo, movimiento, preocupación, ansiedad, si algo no sale como quieren desánimo.

La virtud que potencia la esencia es la paciencia, la empatía, control y calma mitiga la impulsividad excesiva.

Se corresponde con Aries, primer signo del zodiaco. Se asocia al 2º Chakra.


Estando allí descubrí que esa esencia es crucial para mi desarrollo y que marca algo muy profundo en mi vida y en mi Senda, paciencia todo se andará...de alguna forma la flor me mostró que se puede conseguir desde la dulzura y la suavidad no hace falta correr ya que llegaremos al mismo lugar y puedes disfrutar del camino.

La constancia es importante, con ánimo todo se consigue.


Semillas de Paciencia

Y así acabo nuestro viaje recogiendo sus semillas, un proceso que fue muy divertido. Desde entonces las tengo plantadas en un tiesto, regándolas día a día, ya que necesitan tener siempre agua.




Rebeca Barros Álvarez

Terapeuta Floral