Sanando a la Doncella

"𝓤𝓷 𝓬𝓪𝓹𝓾𝓵𝓵𝓸 𝓬𝓮𝓻𝓻𝓪𝓭𝓸 𝓽𝓪𝓷 𝓼𝓸𝓵𝓸 𝓷𝓮𝓬𝓮𝓼𝓲𝓽𝓪 𝓵𝓪 𝓵𝓾𝔃 𝓭𝓮𝓵 𝓼𝓸𝓵 𝓹𝓪𝓻𝓪 𝓭𝓮𝓼𝓹𝓵𝓮𝓰𝓪𝓻 𝓼𝓾𝓼 𝓹𝓮́𝓽𝓪𝓵𝓸𝓼 𝔂 𝓬𝓸𝓷𝓿𝓮𝓻𝓽𝓲𝓻𝓼𝓮 𝓮𝓷 𝓾𝓷𝓪 𝓱𝓮𝓻𝓶𝓸𝓼𝓪 𝓯𝓵𝓸𝓻.

𝓣𝓾 𝓮𝓻𝓮𝓼 𝓾𝓷 𝓬𝓪𝓹𝓾𝓵𝓵𝓸 𝓪 𝓹𝓾𝓷𝓽𝓸 𝓭𝓮 𝓪𝓫𝓻𝓲𝓻𝓼𝓮, 𝓮𝔁𝓽𝓮𝓷𝓭𝓮𝓻𝓼𝓮 𝔂 𝓯𝓵𝓸𝓻𝓮𝓬𝓮𝓻 𝓮𝓷 𝓽𝓾 𝓲𝓭𝓮𝓷𝓽𝓲𝓭𝓪𝓭 𝓿𝓮𝓻𝓭𝓪𝓭𝓮𝓻𝓪.

𝓢𝓲𝓮𝓷𝓽𝓮 𝓬𝓸𝓶𝓸 𝓵𝓪 𝓵𝓾𝔃 𝓭𝓮𝓵 𝓼𝓸𝓵 𝓽𝓮 𝓪𝓶𝓪 𝔂 𝓽𝓮 𝓮𝓼𝓽𝓲𝓶𝓾𝓵𝓪 𝓪 𝓪𝓫𝓻𝓲𝓻𝓽𝓮 𝓪 𝓽𝓾 𝓹𝓻𝓸𝓹𝓲𝓪 𝓫𝓮𝓵𝓵𝓮𝔃𝓪 𝔂 𝓪 𝓮𝔁𝓹𝓪𝓷𝓭𝓲𝓻 𝓽𝓮 𝓮𝓷 𝓮𝓵 𝓶𝓾𝓷𝓭𝓸."

𝓜𝓲𝓻𝓪𝓷𝓭𝓪 𝓖𝓻𝓪𝔂



Hoy me apetece hablaros y compartiros desde mi propio camino de sanación en conexión con cada arquetipo.

Aprovechando que estoy en mi segundo día de Doncella compartir lo que trae esta energía arquetipica y la importancia de mirarla y sanar sus heridas.





La fase preovulatoria o folículo estimulante como también se llama, se da entre los días 7 y 14 del Ciclo Menstrual, contando que tengas un ciclo de 28 días, en el caso de ser más largo como es mi caso con un ciclo de 33 días, esta fase también lo será igual que la premenstrual.


La Doncella es la energía dinámica, activa y alegre se corresponde a la fase creciente de la luna y su estación es la primavera. Seria ese primer brote, frágil y vulnerable por eso también se corresponde a la etapa de la niñez, la joven, también llamada la virgen, ya que es pura en sí misma y no comparte su sexualidad. También tiene una especial conexión con esa llegada de la menarquía del primer sangrado.

Durante mucho tiempo cuando aparecía esa fase en mi ciclo lo que suponía que tenía que experimentar según los libros: alegría, dirección, movimiento... era todo lo contrario... me sentía paralizada, incapaz de accionar, vulnerable y triste. Después de mucho tiempo de observar, hacer los diagramas, y profundizar en mí propio ciclo a través de distintos métodos de sanación fui consciente que era esa una de las fases en la que más tenía que profundizar, y por ello hacer un proceso de sanación con la niña interior. De esa forma poder mirar esa parte herida y vulnerable y poder abrazarla y contenerla desde la mujer adulta.

Esto ha sido un proceso lento de mucha profundidad de muchos años y aún hoy a cuando aparece seguir mirando esa herida respirarla con amor y conciencia.

Por eso te ánimo a observar tu ciclo como una brújula en la que acceder a esas partes y memorias de cada arquetipo que necesitan ser miradas. Puedes empezar haciendo esa observación a través del Diagrama o si sientes que necesitas ayuda a través del acompañamiento cíclico. Llevo a cabo esta labor con diferentes herramientas para que tu misma puedas reconocer y sanar tu historia y memorias uterinas.




Con amor y devoción❤️✨🙏

Rebecca Barros Álvarez

52 vistas

© 2018 by La Senda Rebeca Barros

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
Suscríbete a nuestra Newsletter para recibir todas las novedades